Tip del Día


Tu cuerpo debe almacenar reservas energéticas apropiadas, una buena dieta
balanceada y un consumo abundante de agua son la clave para un óptimo
funcionamiento del organismo...

Paciente Salud Hormonal

Antes de empezar cualquier testimonio creo que es necesario hacer varias anotaciones, una de ellas y pienso que la más importante es que si estás visitando esta página es porque estás buscando un cambio de vida, lo que se puede entender como bajar de peso para realizar un montón de cosas que se nos niega cargando muchos kilos de más. Otra de ellas que se desprende de esa primera, y consiste en que cualquier plan que intentes iniciar debe contar con un apoyo interior, o sea en palabras más sencillas, debe ser una iniciativa propia, nadie obtiene nada siendo “arrastrado”, menos cuando el camino es duro y la carga solo debe ser llevada por tu conciencia (ganas y fuerza mental). Creo que con esas dos cosas podríamos iniciar a contar mi historia de manera muy sintética.

 

 

Tengo 20 años, siempre fui obesa. Era una gordita amable pero ansiosay con una herencia familiar de mil enfermedades, que había intentado todo en la vida para bajar de peso: la dieta del atún, el zumo de uvas en ayunas, el diente de león, los rezos de Doña Zulma para el mal de ojo, los baños de ruda; hasta otros más graves que me dejaron muchas veces en la cama: la sibutramina mal conducida en una niña de 12 años y los ayunos en la pre-adolescencia calmados con litros de agua.

Yo como de pronto ustedes lo hacen ahora, una noche de depresión y helado de chocolate (con chispitas de chocolate y salsa de chocolate) me metí a google a buscar: “Sleeve gástrico en Medellín” mucha gente me había hablado de ello como si fuera el milagro. Milagro fue que en la página 14 de opciones de respuesta me salió “Salud Hormonal” a mí eso me sonó chévere y lo abrí. Hoy, un año y cuatro meses después puedo correr en el parque sin dos de mis miedos antiguos: las miradas inquisidoras de la gente imprudente y el dolor de mis rodillas a punto de estallar.

Si están buscando algo fácil esta no es la opción, si están buscando algo duradero de construcción conjunta, pida una cita. Yo sé que suena súper publicitario pero a mí no me dieron nada por venir a convencerlos, es más, no sé si lo logre. Cuando me llamaron para que hiciera esto puse varias condiciones, que mi cara no apareciera y que no dijeran mi nombre, eso es por pura pena y nada más; pero no hacer esto, no intentar que ustedes construyan en unos meses un cambio de vida, es un egoísmo infinito.

Sí, se aguanta hambre al principio; sí,hay que hacer ejercicio;sí, hay un cambio de vida; sí, se logra comer sano y sentir saciedad con poco; sí, se pierde peso; sí, se llora; sí, se ríe;sí, se puede y por último: sí, existen mil soluciones diferentes al HCG. Esta opción no es el camino fácil pero para mí, fue el correcto.

Etapa 1: Fuerza mental para controlar el hambre + Ganas +Disciplina.

Etapa 2: Cardio + Comer sano + Aprovechar la ayuda hormonal de la Etapa 1.

Etapa 3: Tono muscular + Fuerza sicológica + Enfrentarse al nuevo yo.

Etapa 4: Vivir la vida ligero en cargas.

Nunca dejaré de ser una “gorda mental”. No era una mujer infeliz cuando pesaba casi un centenar pero me faltaba el aire, las rodillas dolían, el alma no cabía en un cuerpo que sólo tenía espacio para los carbohidratos, sin embargo y siendo sincera, no inicié el proceso sólo por salud eso sería la falacia más grande del universo, también la imagen y la presión social caló en mí. Hoy después de darme cuenta que esto es una lucha que dura más de 4 etapas, sé que no hay nada más liberador que vivir la vida sin el peso del intento que no se convirtió en realidad.

Para más información véase el logo de Salud Hormonal, el arbolito de la vida que está mitad muerto y mitad vivo lo dice todo. Sigo amando comer pero ahora  la comida no me devora, sino que yo me alimento de ella.

  • 01.jpg
  • 02.jpg
  • 03.jpg
  • 04.jpg
  • 05.jpg
  • 06.jpg