Tip del Día


Tu cuerpo debe almacenar reservas energéticas apropiadas, una buena dieta
balanceada y un consumo abundante de agua son la clave para un óptimo
funcionamiento del organismo...

Entendiendo el tratamiento

 Cada día más personas sufren de sobrepeso u obesidad presentando daños progresivos en su salud ysu apariencia física. La obesidad genera y empeora la diabetes, los problemas de colesterol y triglicéridos, incrementa el riesgo de infartos cardiacos y cerebrales, genera daños y dolores articulares y musculares, daños en el sistema venoso, problemas respiratorios, ronquidos y falta de oxígeno durante el sueño (conocido como apnea del sueño), impotencia sexual y problemas de fertilidad, depresión, aislamiento social, entre muchas otras complicaciones. La pérdida de peso es una necesidad inmediata para conservar la salud de los individuos y la sociedad y no tiene que ver con aspectos estéticos.

Por qué es tan difícil perder peso?

Durante millones de años el ser humano ha tenido que soportar condiciones de vida muy difíciles y para poder sobrevivir evolucionó desarrollando mecanismos muy efectivos de almacenamiento de energía cuando hay alimentos e igualmente es muy efectivo para evitar que dichas reservas (grasa almacenada) se gasten fácilmente frente a la falta de alimentos pues esto habría llevado a la extinción. Cuando las condiciones llevan a perder peso esos mismos mecanismos hacen que se recupere rápidamente lo perdido aun sin excesos en la alimentación. Hoy en día el exceso de alimentación nos lleva a acumular grandes cantidades de energía (grasa) generando obesidad y los mecanismos protectores que antes sirvieron para protegernos ahora hacen que no sea sencillo recuperar una condición saludable.

Hay individuos que genéticamente tienen una gran predisposición a ganar peso y gran dificultad para perderlo.

¿Cómo funciona el metabolismo en la pérdida de peso?

El metabolismo es la cantidad de energía que una persona usa para sobrevivir y es el componente más importante del gasto
energético (70% de lo gastado). Depende de elementos hereditarios, de la edad, del sexo, de la cantidad de músculo, de algunas enfermedades y hasta del tipo de alimentación.

Cuando una persona disminuye la ingesta de alimentos pierde peso por el uso de grasa para producir energía, pero 30% del peso que se pierde es masa muscular. A manera de defensa el metabolismo se disminuye haciendo que aunque la ingesta de alimentos sea baja, la pérdida de peso se detenga, y se hace más susceptible a reganar peso, por eso la mayoría de personas gana mucho más peso del que perdió después de una dieta. Para que la pérdida de peso sea saludable debe lograrse sin dañar el metabolismo, perdiendo sólo grasa y sin perder músculo.

  • 01.jpg
  • 02.jpg
  • 03.jpg
  • 04.jpg
  • 05.jpg
  • 06.jpg